Un cambio de estacion

El verano suele ser una estación que gusta mucho, aunque la primavera le gana por goleada, la verdad es que hay una gran diferencia de gustos, hay a quien le gusta la primavera porque es el mes en el que crecen y salen las flores, otros prefieren el verano por la piscina y las vacaciones, el otoño suele ser el mes en el que se caen las hojas y augura la proximidad del invierno, y hay quien el frío lo lleva mejor y se muere por una noche fría en la que arroparse con una manta, ver una peli de miedo y tomar un chocolate calentito. Dicen que en la variedad está el gusto lo que ocurre es que las estaciones no las podemos elegir, es decir, que no podemos estar en la que más nos gusta por mucho tiempo, tan solo el indicado por cada una de ellas, y claro lo que peor se suele llevar en estos cambios es el tener que ir cambiando el armario, sobre todo en las zonas en las que no hay un término medio, es decir, que lo mismo te asas que te hielas.

En lugares así es cuando hay que buscar la forma en la que el cambio de temporada no nos ponga de los nervios, porque claro si hoy estamos con una simple chaqueta es posible que mañana desciendan tanto las temperaturas que necesitemos deprisa y corriendo el uso de un abrigo. Por eso es necesario en estos lugares disponer de un buen material de embalaje en ellos se puede guardar de todo y nunca se sabe cuándo se le va a tener que echar mano, no da tiempo a lavarlo sino que hay que guardarlo con mucho mimo, en buenas condiciones planchado para que en un momento dado se pueda usar sin problema. Hay a quien no le importe, pero la presencia es muy importante, por ello hay que tener la ropa lo mejor organizada posible, para disponer de ella en cuanto sea necesario.

Puede que os estéis preguntando si cualquier caja es válida, y yo os digo que dependiendo de lo que vayamos a guardar y de lo bien conservado que queramos tenerlo, así dependerá de que nos apañemos con una simple caja de pan recogida de la puerta de un chino, o comprando el tipo de material con el que cualquiera guarda sus cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.